Inspección urbana verifica piscinas que estarán abiertas al público en general durante el verano.

La Municipalidad de Clorinda arranco con los controles preventivos en los distintos natatorios de la ciudad con el objetivo de preservar la calidad del agua y la salud de la comunidad.

Agentes municipales de la Dirección de Inspección Urbana se dirigieron al campo de deportes del Santa Catalina donde dieron inicio a estas inspecciones de carácter preventivo, en los próximos días seguirán en las demás piletas habilitadas en la ciudad.

Por su parte la Lic. Dana Crivelli encargada de los controles bacteriológicos manifestó: “estos controles son de carácter preventivo y están orientadas a preservar la salud de los usuarios e intentan impedir que el agua se convierta en vehículo transmisor de enfermedades de origen hídrico, como por ejemplos: infecciones intestinales, nasofaríngeas, cutáneas, oculares, auditivas, entre otros” dijo la Lic. Crivelli.

Desde la Dirección de Inspección Urbana recuerdan que la habilitación de cada uno de estos natatorios es requisito fundamental. Los controles estarán sujeto a la ordenanza N° 341/2.006- vigente actualmente, que constan de tres ítems a saber: Calidad del agua, medidas de higiene y mecanismos de control.