Decimos repentino por lo que se dio desde la noche del sábado a la madrugada del domingo cuando fue cambiando la temperatura y descendiendo notablemente, no así por los pronósticos que alertaron sobre esta situación, se esperan mínimas muy bajas y en estos primeros días de la semana las máximas no superaran los 15 grados, aunque para el fin de semana si se esperan máximas más altas y acordes a nuestra zona, lo cierto es que por lo general diferentes espacios públicos como ser plazas los días domingos suelen tener una concurrencia interesantes principalmente de padres y sus niños para que estos puedan disfrutar de estos amplios lugares y cómodos, pero en la tarde de este domingo el panorama fue totalmente distinto.

Plazas vacías y las calles con poco movimiento, la gente prefirió quedar en casa y resguardarse de los fuertes vientos del sur que están soplando y sumado a eso la baja temperatura hace que se sienta aún más este cambio climático. Los amantes de las bajas temperaturas o del frio están contentos en tanto que aquellos que gustan del calor característico de nuestra región ahora deberán aguantar ya que necesariamente esto se tenía que dar por esta justamente en temporada de invierno y como algunos decían al menos unos días de frio tenían que llegar, caloventores, estufas y otros sistema de calor para el hogar ya están a pleno aunque aparentemente según lo que indican los pronósticos no los usaremos por muchos días.