Pese a tantas cosas que se manifestaron hubo movimiento normal en la zona fronteriza.

Días antes de estas elecciones primarias se había anunciado que se reforzaría la custodia en la frontera y realmente se dio así ya que el día sábado se pudo notar un número importante de gendarmes apostados a lo largo de la zona de las defensas contra inundaciones y de hecho se registraron algunos inconvenientes con la gente que es de Clorinda pero que trabaja en Nanawa que al intentar regresar ese día tras sí jornada laboral se encontraron con que les impedían hacerlo y que la alternativa que le daban era que fueran hasta Puerto Falcón e ingresen por donde se encontraba en ese momento la gente de migraciones, vale decir que el paso fronterizo entre Nanawa y Clorinda funciona solo hasta las 19 hs. se generaron algunas discusiones aunque afortunadamente eso quedo atrás y esa gente pudo pasar, la directiva puntual para la gente de la fuerza de control era que toda la gente que ingresaba debía pasar por el edificio de migraciones y Aduana y no circular por la zona de costanera.

Ya el día domingo el movimiento desde las 07 hs. fue normal y tranquilamente la gente que deseaba hacer alguna compra o cualquier otra cuestión lo podía hacer sin inconveniente, se pudo volver a observar un número importante de gendarmes que permanecían allí pero simplemente controlando que no se registre nada anormal. Existen dos cuestiones puntuales con estos controles, lo primero es que la circulación de las personas se debe dar de esa forma pero la mala costumbre que tenemos de circular por el sector de la costanera hace que justamente se haya registrado ciertos malestares o momentos incomodos, la otra cuestión es que al estar cerrada la circulación por el horario de cierre de las oficinas de migraciones también fue otro condicionante para que ese tránsito constante existente entre Nanawa y Clorinda se viera modificado al menos por estos días.